ENSEÑAS A LOS DEMÁS CÓMO TRATARTE

Actualizado: mar 12

¿Cuántas veces te has quejado de la manera como te tratan ciertas personas? tal vez te convenga preguntarte si en realidad son “ciertas” personas o en general las personas, sería interesante descubrir si existe un patrón en esta interacción con los demás, si recibes el mismo trato en tu hogar, en tu trabajo, en tu familia y con tus amigos.


No te pasa que después de ir a alguna reunión o encuentro en el que conoces gente nueva regresas a casa con tu autoestima renovada, todos esos extraños fueron tan amables, tan receptivos, tan corteses, en realidad te veían, te escuchaban y te sentiste muy a gusto, mucho mejor que entre amigos o familia.


¿Te preguntaras por qué sucede esto, tendrá algo de verdad aquello de ser luz de la calle y oscuridad de la casa o que nadie es profeta en su tierra?

Si al hacer una observación consciente, desapasionada y tranquila de tus interacciones diarias, descubres que efectivamente existe un patrón, que por ejemplo te ignoran cuando hablas o se ponen a la defensiva o sin falta no acabas de saludar cuando ya te están pidiendo algo, bien, ¿te sucede eso con extraños? Y no, no tiene nada que ver con que, con tus amigos o familia, pareja o hijos tengas ya confianza, te conozcan o ya sepan como eres y qué esperar de ti.


Tu les has enseñado cómo pueden tratarte, has establecido los limites o no has establecido ninguno, has creado un libreto para esas relaciones de acuerdo con lo que has permitido, cómo has reaccionado ante una ofensa o una agresión, si les has dicho con tus acciones que pueden pasar por encima de ti, violar tus limites, invadir tu intimidad, revelar tus debilidades o usarlas en tu contra.

O por el contrario has logrado que te teman, que se cierren ante ti, que te mientan y escondan sus errores, que no te tengan confianza.


Eres sensible, susceptible y reacio a la crítica, te ofendes fácil, lloras o te enfurruñas a la menor provocación, pero eres inofensivo, todos saben que ya se te pasará y que sin importar lo que te hagan volverás a ser el mismo de siempre.


Patrones de interacción, mensajes que envías a tu entorno de manera constante y que le enseñan a los demás cómo tratarte, y no sólo eso, ocultan tu crecimiento, tu evolución, la manera en que has cambiado para bien o para mal, es como si te congelarás en el tiempo, en una etapa de la vida en la que el otro termina de formar su concepto de ti y lo archiva, como si fuera un texto final que ya no admite correcciones.

Somos un borrador en permanente edición, nunca estamos terminados, por esta razón muchas de las personas con las que convives no te ven, no te escuchan, tampoco notan tu evolución, te disecaron en alguna etapa y por mucho que cambies no lo notarán, tal vez noten si engordaste o adelgazaste, si te cortaste el pelo o te quitaste la barba, si te salió barriga, pero puedes haber logrado tu sueño más querido o tal vez conquistaste la cumbre y ni se enteraran.


Los extraños, las nuevas personas que conoces, pueden ver el borrador actualizado a la fecha, con todas las correcciones, adiciones, aprendizaje, sabiduría, sensatez y madurez adquiridas, para ellos eres tal como eres, no te ven con la memoria, tampoco ven la idea que tienen de ti, ellos ven al ser real que eres ahora y por eso te escuchan, te admiran y sienten curiosidad por ti, porque eres alguien por descubrir.


Pero eso no es todo, al no saber nada de ti, aún no conocen el libreto para relacionarse contigo y entonces intentan leerte, clasificarte, etiquetarte de alguna manera para encontrar la formula que les permita relacionarse contigo.

¿No es fantástico? Conocer nuevas personas hace que te sientas interesante, con ganas de revelar a tu manera el misterio que eres, la complejidad que escondes, tienes la oportunidad de recrearte y mostrar el ser autentico que en realidad eres, libre de la opinión congelada de tu entorno.


Por eso estos encuentros son tan fascinantes, porque no sólo conoces gente nueva, sino que actualizas tu auto imagen usando las reacciones y actitudes de los demás como espejo.

Actualiza tu versión de los demás y muestra la versión actual de ti mismo, cambia el libreto, enséñales a tratarte de acuerdo con lo que ahora eres, exige tu lugar, aclara los límites y siéntete orgulloso de ser un borrador en constante edición.


Nos vemos pronto, en esta o en una mejor versión de ti o de mi...




#relaciones #familia #amigos #comotetratan #tumejorversion #huanoenborrador #nuevasrelaciones #serautentico #autoestima #limites #etiquetas

Diana Rodriguez Angulo